WEST MACDONNELL RANGES NATIONAL PARK, NT

Uno de los mayores aciertos de este viaje es alquilar un coche y visitar este parque que empieza a las afueras de Alice Springs, MacDonell Ranges Park se divide en dos East y West, a su vez en el West puedes tomar un desvio hacia Finke Park, no sabemos que tal serán Finke y East, pero West es impresionante. Recuerda por sus paisajes a Monument Valley o a cualquiera de los parques de Utah en los USA, pero a la vez tiene unas cuantas cosas personales.

Se trata de un recorrido de unos 250 Km. en cada sentido, a lo largo del Larapinta Drive durante los cuales vas visitando una serie de puntos mediante pequeños desvíos desde la carretera principal. No los hacemos todos, primero porque no nos daría tiempo en un solo día, y segundo porque a algunos de ellos solo se puede llegar en vehículos todoterreno y nuestro Elantra no puede con esas carreteras a ratos inundadas a ratos impracticables.

La primera parada la hacemos en Standley Chasm, es el único de los puntos que se paga por visitar. Se trata

de un paseo de alrededor de una media hora hasta una grieta en una montaña de apenas cuatro metros de ancho y con una altura de cuarenta, el sol del mediodía inunda esta cañada durante un rato, el resto del día esta totalmente en sombras, aunque es una visita extremadamente turística por la sencillez y la proximidad con Alice, es totalmente recomendable. No solo la grieta sino también el camino, que te hace pasar entre rios, arboles secos y un montón de Ghost Gums, arbol tipico de la zona.

Seguimos adelante dejando a un lado con pena un par de desvíos que no podemos tomar, pero la belleza de la carretera compensa, paralela a esta durante todo el camino te acompañan montañas con formas diferentes pero en su mayoría redondas en su parte mas alta, como si hubieran sido dibujadas con acuarela.
También en paralelo a la carretera tenemos una hilera de rocas de tonos rojos, que va apareciendo y desapareciendo como si asomara o se escondiera en la tierra, son piedras porosas que se parten al tocarlas, ademas están llenas de agujeritos que solo se aprecian de cerca.
En el otro lado de la carretera, vemos una fila similar pero esta vez de color amarillo, no es una linea tan constante pero también nos acompaña a ratos..
La variedad de flores también llama la atención por la época, cuando no debería haber casi plantas vemos de vez en cuando pequeños matorrales, con flores rojas, amarillas o moradas, que parecen puestas para decorar.

Lo siguiente que visitamos es Ochre Pits, una pared de roca que delimita lo que parece una cuenca de un rió y con una forma parecida a una ola, cambia de color en función de la composición mineral de las vetas. La combinación de colores de las piedras es constante, y dan ganas de sentarse a contar los diferentes tonos y lineas que lo componen.

Nueva parada en Ormiston Gorge, seguimos un camino que anuncian como peligroso, pero que no lo es para nada hasta un mirados conocido como Ghost Gum Lookout, es una subida empinada, pero las vistas

merecen la pena, a la derecha ves una especie de valle verde que lleva hasta las montañas, a la derecha una garganta de piedra roja cae en vertical hasta un rió que acaba en un pequeño lago o poza, donde la gente a veces se baña, eso si la temperatura del agua es tan fría, que recomiendan traje de surfer/buceo o flotador, para no perder el conocimiento y morir ahogado. Estos australianos lo de meter miedo, lo tienen bien estudiado.

Camino a esta visita, hay que mencionar, que se pasa por una playa de arena perfecta que bordea la cuenca del rió y en la que los pájaros se dedican a jugar y a buscar frutos o semillas que haya podido arrastrar la corriente.
Seguimos hasta el final de nuestro camino que no del parque, este acaba en un cráter de unos 20 Km. que es lo que queda tras la erosión del original de 100 Km. provocado por la caída de un cometa, el sitio llamado Gosse bluff queda para una próxima visita, en la que intentaremos acomodarnos en Glen Helen Resort, sin ver la acomodación ya es un sitio para enamorarse, es tranquilo, perfecto para relajarse y dar paseos o hacer excursiones desde aquí.

El bar en el que paramos a comprar agua, anuncia música en directo !!! para el fin de semana con un artista proveniente de Adelaide !!!, también tiene un pequeño restaurante y hasta un billar. El paraíso.

La vuelta desde aquí hasta Alice lleva mas o menos una hora y media, que se convierte en casi dos por las continuas paradas para sacar fotos, porque debido a la hora el paisaje va cambiando por minutos. Cada subida o bajada del nivel de la carretera cambia las sombras y da matices a lo que vemos. Ademas la fauna local se dedica a amenizar el camino, bandadas de cientos de loros verdes, lagartos rodeados de espinas e incluso un par de canguros saltando a toda velocidad y un Dingo perezoso salen a despedirse de nosotros.

Como recompensa por haber elegido este parque ? Yo quiero creer que si.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s