CINEMA PARADISO, S. Island

 

El cine me apasiona y aunque llevo un tiempo siendo un poco infiel con el mundo de las series, hay que reconocer que pocas cosas son tan mágicas como el entrar en una sala de cine y disfrutar de una buena película. Sobre todo si es tan especial como el Cinema Paradiso de Wanaka.

Es una única sala en la que la película. programada cambia en cada sesión, coincide que durante nuestro día de descanso en la ciudad ponen a las 14 00 Inception, la nueva película. de ese maestro que es Cristopher Nolan, así que con algo de miedo por si a película. será complicada y no me empapare de nada, decido intentarlo.

Comemos, nos acercamos al cine y vemos un cartel en el que pone que la sesión de hoy esta al completo de reservas, y la verdad es que una marabunta de gente esta apelotonada a la entrada del cine, aunque no queda muy claro si están esperando para entrar o intentando conseguir un trozo de pizza, un helado o alguna de las bebidas que venden en el bar del cine. Desanimado por que no hay entradas decido quedarme un rato merodeando para ver que pasa cuando abran las puertas.

Llega la hora y la gente entra, lo que me permite pegar un vistazo a la sala, es pequeña y bastante inclinada y los asientos….. hay de todo, un sofá de casa, una butaca orejera, los asientos de un coche, con el morro del coche incluido, unos cuantos asientos de avión de alguna aerolínea olvidada, todo muy peculiar. Otro ejemplo es la manera de calcular el aforo, una vez que la gente ha entrado tiran de la lista de reservas de emergencia en lo que yo por si acaso me apunto. El dueño asoma la cabeza, mira y dice: al fondo queda sitio para tres mas, algún grupo de tres en la lista ?, parece que uno mas en el butacón del medio, uno solo? Cruzo los dedos y me toca, me despido de mi sufrida mujercita que tendrá que pasar tres horas entre cafés y libros en esta tarde lluviosa y voy para adentro.


Lo original del cine continua cuando a media película. hacen un descanso para que la gente salga al bar y reponga provisiones, la especialidad de la casa son las galletas recién hechas y el helado, cojo uno de cada y para adentro de nuevo, hay quien se coge sándwiches, cervezas o incluso pizzas gigantes, todo un espectáculo. Cuando se ha liquidado la cola de la barra y del baño la película. vuelve a empezar, aunque como las galletas se han acabado, los camareros preparan una segunda hornada y se cuelan de vez en cuando por la sala para acercar galletas a los que se habían quedado sin ellas.

Acaba la película. y salgo mas que contento de la experiencia, la película. ha sido mejor que el 99% de lo que se ha rodado este año pero con alguna escena superflua, como todo lo acontecido en la nieve y la escena de Mozambique?. Di Caprio esta estupendo aunque tan crispado como en todas sus ultimas películas, Marion Cotillard preciosa y Watanabe genial como siempre.

SPOILER ALERT

Lo de ser esposa de DiCaprio debe ser complicado por lo visto en sus ultimas películas, me refiero a Shutter Island, Revolutionary Road y esta misma.
Y ahora alguna imagen extra del interior del cine:

La sala de proyeccion:

Y los baños:

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s