CAJUN COUNTRY, LOUISIANA

Que mejor manera de empezar el viaje que perdiéndonos para acabar cruzando el río Mississippi?

Si algo nos ha quedado claro en esta visita a los USA, es que todo lo que se esfuerzan para que sea sencillo desplazarse por las principales carreteras (Lo consiguen), no lo hacen para las secundarias.
Nuestro propósito era dejarnos llevar por el camino y pasar unos días por Cajun Country hasta que llegara Noche Vieja, que teníamos planeado pasar en New Orleans, pero después de visitar la zona me quedo claro que lo que no podíamos era hacerlo de otra manera. Esta zona solo se puede visitar así, siguiendo pequeñas carreteras a veces a medio asfaltar que transcurren en paralelo a los ríos, con puentes cada cierta distancia para poder llegar a las casas, sin carteles identificando por donde vas, sin señales que digan hacia donde vas…

Otra de las cosas que debes tener claras es que vas a estar solo, puede que la época haya tenido que ver, pero en cada uno de los parques que visitamos eramos los únicos que estábamos allí. Tras aparcar el coche empezábamos a pasear por los senderos flanqueados por arboles frondosos y pantanos sin nadie a la vista, aunque puede ser muy relajante, esto también puede puede ponerte un poco nervioso, cada ruido entre la maleza te produce un respingo, cada chapoteo en el agua cercana al camino te pone un poco mas alerta, sobre todo después de ver los paneles en los que dejan clara la presencia de abundantes cocodrilos en el Bayou.
Y sin embargo la presencia de estos animales no es ni la mitad de intrigante que esa camioneta vieja con mantas sucias y escopetas, aparcada junto a tu coche cuando decides volver. Nadie a la vista, nadie con el que te hayas cruzado por el único camino transitable, nadie…..

Hasta llegar a la ciudad llamada Morgan City no nos encontramos con nada que merezca ese nombre, solo un puñado de pueblos con los comercios cerrados y las calles desiertas que cruzas de punta a punta antes de darte cuenta.
A pesar de tener poco mas de 12000 personas, la importante zona comercial a las afueras delata que se trata de un núcleo importante, probablemente debido a su proximidad al rió y a contar con un puerto relativamente importante.

El resto del camino hasta llegar a Lafayette es un destino paradisiaco para los amantes de la naturaleza y especialmente de las aves. Millas y millas de carreteras con apenas unas cuantas casas. En todo momento el agua nos acompaña y cerca de la orilla puedes ver todos los pajaros acuáticos que puedas imaginar.

Aprovechamos para asomarnos al golfo de Mexico y visitamos el Cypremont State Park, un pequeño espacio ajardinado con acceso a la playa, que en verano seguramente estará muy solicitado pero durante nuestra visita somos practicamente los únicos en la zona. En la carretera que lleva a este parque vemos un montón de viviendas que tienen una característica en común, todas están elevadas sobre una especie de zancos, suponemos que sera para evitar las continuas inundaciones en la zona. Algunas de las familias incluso tienen enormes autobuses adaptados para alejarse y alojarse en ellos durante el tiempo que la zona este cubierta de agua

Salimos de la costa y visitamos New Iberia, es un buen sitio para pasear y disfrutar con las fachadas de las enormes mansiones señoriales que ocupan su calle principal. Aparte de eso, de pasear, poco mas puedes hacer en este tipo de pueblos, Plaquemine, New Iberia, St. Martinville…. todos tienen algo en común, esta sufriendo el progresivo abandono de sus habitantes. Por sus calles no se ve gente joven, solo parejas de ancianos que no han tenido fuerzas o ganas de irse y dejar su pueblo atrás. Los comercios están cerrados en su mayoría, las calles están desiertas y una capa de polvo cubre los escaparates. Si te acercas lo suficiente al cristal y miras en su interior podrás adivinar como era antes la vida por allí: grandes pastelerías, tiendas con cientos de trajes de fiesta, ferreterías con baldas aun llenas de herramientas. Todo abandonado, esperando a que en el mejor de los casos alguien se anime a arrancar el negocio de nuevo. Algo que no pasara.

Porque EEUU esta cambiando y poco después lo hará el resto del mundo, cada año que pasa el centro de las ciudades esta mas y mas abandonado. Los comerciantes van abandonando los locales a la vez que los habitantes van buscando casa en la periferia de las ciudades. Allí es donde las tiendas se agrupan en pequeños núcleos con aparcamiento que hacen tremendamente sencillo el dejar el coche y en dos minutos volver a montarte con tu objetivo conseguido. A menudo no es necesario ni bajar del coche, comida, medicinas, retiradas de efectivo, todo es posible sin tener que apagar el motor. Y después esta Internet, y la venta telefónica por catalogo, y….

Aprovechamos que encontramos a las afueras de New Iberia un clásico Diner Americano abierto para reponer fuerzas. Un Po’Boy, que es una especie de bocadillo vegetal con pan blando y rellenos que van del pescado a el cangrejo típico de la zona y un enorme Chocolat Milkshake nos endulzan la tarde, sobre todo el batido que dado su tamaño nos lo tienen que poner para llevar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s