GOLDEN OUTBACK – WHEATBEALT – CORAL COAST, WA

El desayuno en New Norcia fue espartano, en una sala sin calefacción, y con el agua en unas botellas que recordaban a las antiguas de La Pitusa 

y la leche en botellas de cuello ancho cerradas con papel transparente.

Desde la habitación se oían los gritos de un montón de pájaros, y comprobamos que en su mayoría eran loros verdes de un tamaño mediano, que volaban como rayos en cuanto te acercabas mas de la cuenta, también había una especie de cacatúas grises y rojas con un curioso penacho en la cabeza que estaban por parejas.

Seguimos el camino hacia el sur por la Great Northern Highway hasta Bindoon, donde se resolvió nuestra duda de si Australia tiene ejercito, si, lo tiene y la mitad de el o al menos cuatro camiones llenos estaban comprando pasteles en la nacionalmente famosa Bindoon Bakerhaus,

paramos y compramos pasteles para take-in y take-away. Aprovechamos el Wi.Fi para improvisar una oficina y nos dedicamos a hacer transferencias a diestro y siniestro, mandar e-mails, comprobar los mensajes y a estar tranquilamente sentados en la terraza tomando el sol, que se agradecía ya que el aire era bastante fresco.
Decidimos acercarnos hacia la costa y por el camino pasamos una base de la RAAF, donde hacían practicas con avionetas. Según nos acercábamos a Perth, empezaba a haber mas coches por las carreteras y los pueblos empezaban a ser mas parecidos a ciudades, empezábamos a dejar atrás el Outback Australiano, que aunque solo habíamos rozado, nos había hecho sentir su estilo de vida, sus pueblos semideshabitados, sus Roadhouses con gasolinera bar y tienda incluidas y sobre todo su gran extensión con enormes distancias sin nada mas que largas y rectas carreteras entre la maleza y el rojo desierto.
Al rato y después de pasar unas cuantas urbanizaciones entramos en Jindaloop, una ciudad muy guay con calles pavimentadas en rojo, y llena de cafés y centros comerciales, como no tenemos sitio para comprar nada y todavía llevábamos los Bindoon Cakes en el coche pasamos de largo para coger la Sunset Coast Tourist Drive, una carrera de unos 22 Km. que bordea las playas y pequeños acantilados de la costa.

Hay parkings cada poco para dejar el coche y a través de unos caminos de madera te llevan a través de las dunas que separan la playa de los aparcamientos hasta la misma arena cómodamente, también hay paralela a las dunas un bidegorri para peatones o ciclistas.
La playa es eterna, con una arena extremadamente fina y blanca que se escapa de entre las manos. Es también muy ancha con lo que aunque suba la marea no parece pueda haber problemas de espacio, aunque el tiempo no es muy de baño ya que el aire es frío, hay bastante gente paseando, leyendo o jugando, a lo lejos se ve un saliente con edificaciones que luego descubrimos es Sorento.
Paramos unas cuantas veces en estas aéreas, unas mas completas con baños, césped y mesas que otras con solo aparcamiento.
En Sorento, la costa pasa de playa a unas pequeñas calas con rocas donde los surfers intentan aprovechar las olas, pero hoy no parece ser su día, aunque el mar no esta en calma, no hay suficiente oleaje para que disfruten.
Sigue habiendo un paseo con banquitos

donde aprovechamos para comer el pastel, y pelear un poco con las gaviotas que son extremadamente chapas, las casas o mansiones de todo este recorrido son impresionantes con grandes cristaleras mirando al Océano Indico, aquí si son de dos alturas pero todas distintas, de lo mas moderno al estilo mas Mediterráneo, y la verdad, no haría ascos a ninguna. Los cafés y restaurantes son bastante pequeños y con terrazas muy solicitadas, hay también alguna tienda de surf, alguna de licores y poco mas.
Continuamos hasta la City Beach desde donde avistamos Freemantle al sur y eso que la bruma empieza a ser importante, nos damos la vuelta y subimos hasta Scarborough, un barrio de Perth pegado al agua y con unos cuantos sitos para dormir y para todos los bolsillos, tras tantear alguno y comprobar que el Backpackers con pinta estupenda esta cerrado por reformas, entramos en el Indian Ocean Hotel, que sale bien de precio e incluye desayuno.
Nos cambiamos de ropa y nos acercamos a la playa para un baño

antes de que se vaya el sol y se ponga el tema complicado, el agua esta helada, pero todo sea por probar el Indico, prueba realizada, al salir se esta a gusto pero en el agua no se disfruta ya que la corriente es muy fuerte y te menea para donde quiere.
Cenamos y a la habitación a escribir. Mañana rumbo al Norte.

Un comentario sobre “GOLDEN OUTBACK – WHEATBEALT – CORAL COAST, WA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s