ULURU, NT

La primera imagen de Uluru se tiene desde el camino que lleva hacia el alojamiento, ves una inmensa roca roja que se levanta en mitad de una llanura casi absoluta, ves una cima plana y como en la mitad de los lados nace una especie de falda que viste el monte.

Cuando llegas a la entrada de visitantes la vista ya es otra, es mucho mas grande incluso de lo que parecía, y al igual que cuentan del Taj Majal, por muchas fotos que hayas visto ninguna le hace justicia, puede que algunas lo muestren incluso mas bonito de lo que es, pero ninguno lo enseña como es de verdad. Ninguna nos deja ver todas y cada una de las grietas, de las hendiduras, las laderas, algunas suaves, otras como paredes.

Los rastros de tierra casi negra que deja el agua por los sitios que cae cuando llueve hasta llenar las pozas que rodean la base de la montaña. Algunas de ellas todavía tienen agua y ayudan a que descubramos vistas que jamas habíamos visto en ninguna de esas miles de fotos que hemos visto.

Hay varios recorridos posibles, pero realmente son partes de uno mas grande que da la vuelta a la roca, junto a este camino perimetral, hay bastantes carteles muy mal cuidados que cuentan cosas acerca del lugar, sobre la espiritualidad de la zona para los locales, también señalan las zonas de rituales que recomiendan no fotografiar, otros carteles hablan de las características geológicas de la roca, cuentan que todo lo que vemos, Uluru, es una única pieza de roca tipo iceberg es decir que la parte enterrada es siete veces mayor que lo que vemos, curioso. Un iceberg en tierra firme, bien, parece una buena similitud.

El paseo se hace sin dificultad y toma entre unas tres horas incluyendo las infinitas paradas para sacar fotos, ademas ayuda la hora y el viento frío. No hay demasiada gente con la que cruzarse en el camino, y se agradece el silencio para poder disfrutar de la vista, de las cuevas, de las pinturas de todo lo que compone este monolito rojo.

Una única roca pero con infinitos detalles.

No todo podía ser color de rosas, en el tour incluían una visión de Uluru al atardecer con una copa de champanes para disfrutar de una vista exclusiva y un momento único. Champagne si, vale había champagne e incluso aperitivos, pero exclusiva, como que no, cientos de personas se amontonan en una única franja de tierra al borde de una cuerda con multitud de mesas iguales, para hacer lo mismo y a la vez.

La gente trata de ser original pero esta todo inventado, foto a través de la copa, hecho, foto sujetando Uluru, hecho, saltando, hecho también, de repente se me ocurre, sacarla boca abajo, lo hago pero ademas seguro que alguien ya lo ha hecho.

Ah y el atardecer, bonito, si, sin mas, quizás no sea el mejor día pero los cambios de color son leves y se hacen de rogar, los he visto mas bonitos, ayer sin ir mas lejos.

Un comentario sobre “ULURU, NT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s