KATA TJUTA, NT

Coooomo ? Que empezamos a las cinco y media de la mañana ??? Estamos locos o que ?? Pero esto no eran vacaciones ??? Aaahhh, que era un viaje. Vale, pero eso incluye aventura e improvisación, pero madrugones ?? vale que también si el espectáculo lo merece…..

Y lo merece, sin duda, se trata de hacer un recorrido a través del parque de Kata Tjuta, son unos ocho kilómetros con bastante dificultad y hay que empezar pronto porque luego el calor es agobiante.

A la hora de empezar la situación es la contraria, hace mucho frío, todavía no ha amanecido y ya montañosas con formas semi esféricas amontonadas entre ellas, pero que en algunos puntos dejan huecos para hacer caminos entre paredes de roca. Pasamos entre gargantas estrechas, subimos paredes de roca, y bajamos entre piedras que se mueven a nuestro paso, pero no es excesivamente duro, bastante menos de lo que decían.

El grupo lleva una marcha muy buena, tanto que bajamos 20 minutos la estimación del guía, aunque creo que lo que nos azuza es las ganas de acabar antes de que el sol empiece a calentar.
De repente tras el segundo mirador aparece un valle solo cerrado al fondo por unas cuantas montañas, es lo que se esconde si pasas al otro lado: El valle de los vientos.

Una vez abajo la vista de la cara oculta de Kata Tjuta es absolutamente diferente a la que ves desde el primer mirador pero igual de impresionante. Mirándolas fríamente las Olgas son aun mas bonitas estéticamente que Uluru pero les falta la solemnidad de este, eso si lo compensan con las curiosas formas que tienen y la forma en que se enlazan como si jugaran entre ellas, las hubiesen descubierto y tuviesen que estar quietas hasta que las dejen de mirar, aunque siendo tan espectaculares tendrán que permanecer así mucho tiempo.

Según acabamos el recorrido, parece que los animales se han despertado y empiezan a aparecer unos canguros saltando en la ladera de una montaña lejana, pajaros que no vemos pero si escuchamos, que parecen jugar con nosotros al Marco Polo, y loros de colores vibrantes que pasan volando a toda velocidad a nuestro alrededor.

Montamos en nuestro camión y nos lleva hasta un mirador para tener una panorámica completa del grupo de las Olgas, parece un buen momento para despedirnos Bye Kata Tjuta..

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s