NYE in NEW ORLEANS , LOUISIANA

Nuestro primer contacto con New Orleans fue la ultima noche del año.

Aunque es cierto que aterrizamos al inicio de nuestro viaje en el Louis Amstrong Airport, esa zona no se puede considerar realmente como parte de ella. En realidad pertenece a Kenner, aunque se encuentre a apenas 15 minutos conduciendo del French Quarter, el corazón de la ciudad.
Lo de llamarle corazón no es algo al azar, el Barrio Frances, es el punto que da vida a todos los barrios que componen la ciudad, también es donde acabaras irremediablemente dando vueltas por sus calles una y otra vez en bucle. A su alrededor esta el CBD, centro financiero de la ciudad, Treme con su pasado musical y Frenchmen Street, el barrio de los clubes de música.

Antes de hablar sobre como es la Noche vieja en New Orleans, hay que saber un par de cosas:

La primera muy importante es que allí oscurece muy temprano en esa época, con lo que hacia las seis de la tarde la gente se sienta a cenar. A las ocho casi todos han terminado, y que hacemos hasta las doce? Beber, beber y beber.
La segunda es que generalmente se celebra una competición de Futbol Americano muy importante en los primeros días del año, así que es bastante normal que miles de aficionados viajen acompañando a su equipo y así de paso celebrar el fin de año en New Orleans, que aparece en todas las listas como una de las tres mejores ciudades para celebrar New Year’s Eve de todos los EEUU. Que hacen para celebrar la elección de su equipo y celebrar el inicio del nuevo año? Beber, beber y beber.
La consecuencia de todo ello es que la Nochevieja en New Orleans es un absoluto desfase en el que muchísima gente abarrota las calles del Barrio Francés, especialmente Bourbon Street, y se dedica a bailar, gritar y beber durante toda la noche.

Es muy curiosa la mezcla de estilos en el vestir que puedes encontrar entre la gente que ha salido de fiesta: puedes ver desde los típicos fans que van vestidos con los colores de su equipo hasta gente que parece haber salido de su baile de graduación (por la ropa, no por la edad). Tampoco es extraño encontrar grupos de vagabundos a pocos metros de un restaurante en el que entran familias vestidas prácticamente de gala.

Y sin embargo y a pesar del alcohol y de los tipos de gente tan distinta que se entrecruzan, no vemos ni un conflicto, puede que sea por que la gente esta de buen rollo, o puede que sea porque policías a caballo patrullan en cada esquina, sea lo que sea, se agradece.

Aquí no se puede dejar de mencionar la curiosa costumbre que ya habíamos visto durante la Fantasy Fest de Key West y que tiene que ver con los collares.

Una vez que el ambiente ha conseguido la temperatura adecuada empieza el intercambio de collares, no es que sea algo que suceda a diario, pero si te acercas durante el Mardi Gras o en noches señaladas seguro que lo veras.
Aparte de poder comprarlos en cualquiera de las tiendas que rodean la zona de marcha, es también posible conseguirlos en los bares donde al pedir una consumición es habitual que te regalen alguno, también es normal que impresionantes animadores y animadoras de los bares se dediquen a regalarlos arrojándolos desde los balcones de los bares cuando la gente se los pide bailando y agitando los brazos desde la calle.

El intercambio entre particulares ya es otra historia, y bastante mas peculiar. Cuando es un hombre el que pide collares es normal que a cambio deba levantarse la camiseta para enseñar abdominales o incluso que se ponga a hacer flexiones como una maquina en mitad de la calle. Cuando es una mujer la que los quiere lo habitual es que se levante la camiseta enseñando las tetas o al menos se acerque al generoso “regalador” y le de un beso en la mejilla o quizás algo mas. Todo un espectáculo.

Al ser un sitio muy seguro, pasear por las calles puede ser muy buena idea observando a la marabunta de gente, también puedes disfrutar del concierto gratuito que ha organizado el ayuntamiento y en el que tocan Shamar Allen & The Underdawgs y otra banda local, las dos acompañadas por el equipo de baile de los New Orleans Hornets, mascota incluida. Puedes acercarte a uno de los muchos puestos en los que te echan las cartas, te leen la mano o te preparan la carta astral. Puedes disfrutar del espectáculo de un grupo de acróbatas callejeros se dedican a pegar dobles saltos mortales mientras bromean con el publico. O puedes disfrutar de cualquiera de los músicos callejeros que pueblan cada esquina de la ciudad.

Muy al estilo Neoyorquino, cuando llega la medianoche, una cuenta atrás precede la iluminación y descenso de una figura iluminada que da inicio al año. Después de muchos abrazos y muchos besos, en el Riverfront, en la orilla del río Mississippi empieza un espectáculo de fuegos artificiales, no es nada del otro mundo, pero a la gente le entusiasma y celebran con aplausos casi cada explosión.

Aprovechamos que la gente todavía esta reaccionando tras los fuegos y salimos del centro dejando atrás una preciosa Jackson Square justo a tiempo de librar la avalancha de gente bastante emperifollada que se acerca hacia las fiestas privadas organizadas por los clubes de Frenchmen Street.

Tras unas larga, intensa noche,necesitamos descansar y coger fuerzas para en los siguientes días.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s