OLTRARNO, FIRENZE

Una semana en Florencia nos dio la oportunidad de visitarla evitando el mal del turista y aprovechar no solo para conocer sus merecidísimos y afamados monumentos sino para pasear por sus calles o barrios menos conocidos.
De hecho, dedicamos un par de días a entender que fue lo que hizo que un famoso y millonario actor decidiera pasar casi un par de años alejado del mundo viviendo en un antiguo barrio y trabajando como zapatero. No tardó en quedarnos claro.

Oltrarno es un barrio en el que se combinan callejuelas con fabulosos jardines y maravillosas plazas con mercadillos en los que comprar o cafeterías en las que sentarse a ver pasar la vida. No se puede decir que es un barrio al margen del turismo pero si que es cierto que las marabuntas de los viajes organizados no suelen tener tiempo para ocupar sus calles y generalmente no se mueven de la parte norte del río donde se encuentran los edificios mas emblemáticos de la ciudad.

Es una buena idea el entrar al barrio por su puente mas alejado, el Ponte della Vittoria y caminar un rato al borde del rio Arno viendo al borde de la otra orilla los bellos edificios clásicos con torres y cúpulas sobresaliendo por encima de sus tejados.

Unos metros después recomiendo doblar por Via Dell´Antonella para ver una estructura metálica dentro de un parque de la que no fuimos capaces de entender su utilidad pero que nos pareció increíble.
Una vez en Via Pisana lo mejor es dejarse llevar y zigzagear siguiendo señales o edificios que asoman en la lejanía.

Veréis enormes puertas que dan paso a la ciudad, parroquias como la de Frediano In Castello o infinidad de calles o plazas como la del Santo Ispirito donde residió Daniel Day Lewis cuando vivía aquí.

Que las prisas no os impidan curiosear por las tiendas de antigüedades o atisbar desde los escaparates magnificas pinturas o esculturas en las muchas tiendas de arte que hay por la zona. Hay veces que están muy escondidas pero merece la pena buscarlas.

Siguiendo hacia el Este notareis que os acercáis a la zona mas popular porque las calles se llenan de gente. Eso es que estáis cerca del Palazzo Pitti y el Ponte Vecchio.

Si decidís seguir lejos de las multitudes es una buena oportunidad de subir hacia las colinas cogiendo la empinada cuesta de San Giorgio donde vivió Galileo Galilei y que os conducirá hasta el Fuerte y a la parte superior de los Jardines de Boboli.

Como seguro que todavía os quedan ganas y fuerzas, es el momento de bajar bordeando las murallas hasta la Via San Miniato donde comienza la subida hacia dos populares puntos de la ciudad, la Plaza de Michelangelo y San Miniato al Monte. Ya que subís andando, recomiendo parar a descansar en el Giardino Delle Rose con sus curiosas esculturas y así tener la oportunidad de fotografiar el skyline desde un punto no tan perfecto pero si menos abarrotado y mucho mas personal.

Y en la plaza de Michelangelo os dejo, estaréis cansados y un poco sudados. La gente que de los grupos que llegan en autobuses os mirará pensando que sois un poco pardillos por haberos pegado una paliza andando cuando ellos solo han tenido que subir y bajar las tres escaleras del bus, pero vosotros sabréis que venís de conocer una Florencia que ellos ni siquiera pueden soñar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s